Revestimiento
Revestimiento

Revestimiento

El revestimiento o baño (coating-fusing) está diseñado para proporcionar a una pieza mayor durabilidad y protección contra el impacto, abrasión, corrosión  y rozamiento.

Consiste en aplicar una aleación de níquel resistente al desgaste a la superficie de una pieza y fundirla mediante calentamiento, creando así un revestimiento.

Generalmente se aplican a piezas nuevas en donde el desgaste o corrosión se prevé, o en partes ya usadas para reemplazar el metal perdido por desgaste o corrosión.

La fusión se puede realizar manualmente utilizando un soplete de oxi-acetileno simple. Sin embargo, para mayores volúmenes de producción o la producción en masa, se suelen utilizar sistemas totalmente automatizados para aplicar los revestimientos y la fusión puede ser procesada por lotes en hornos o con bobinas de inducción

Ventajas del calentamiento por inducción:

  • No se necesita mano de obra especializada
  • Se puede automatizar
  • Posibilidad de integración en líneas de producción
  • Ahorro de energía.
  • Baja o nula distorsión en el proceso
  • Buenos acabados
  • Mejora del ambiente de trabajo
  • Mejor relación coste/eficacia

Algunas de las industrias relacionadas con este proceso son tubo, petróleo y gas.